Museo del Limarí presenta publicación que rescata experiencias de mujeres en torno a sus memorias y patrimonios

La publicación digital “Cuando yo era libre, cuando yo era niña”, es parte de la serie Imaginarios, y retrata dos experiencias con grupos de mujeres ovallinas que, a través de tejidos y objetos personales, activan gestos de memoria y patrimonio

El libro “Cuando yo era niña, cuando yo era libre. Memorias e imaginarios de mujeres en el Museo del Limarí”, es la tercera publicación de la serie Imaginarios, proyecto del área de educación de la Subdirección Nacional de Museos, que busca difundir las acciones que realizan los equipos educativos de los museos del Estado, particularmente aquellas relacionadas con la perspectiva de género e infancias.

Su autora, Francisca Contreras, nos comenta: “El año 2020 fue el turno de nuestro museo, para lo cual presentamos dos experiencias de talleres educativos realizados entre los años 2018 y 2019. Una de esas experiencias se centra en las memorias de mujeres cuando eran niñas y la otra en los patrimonios de mujeres privadas de libertad. En ambos casos se abrió un proceso de investigación para abordar los relatos sobre la base de los conceptos de la memoria colectiva y los imaginarios sociales, elementos que están presenten a lo largo del texto. Participar del proyecto fue un gran aprendizaje en términos profesionales y personales, puesto que me permitió conocer experiencias de vida muy profundas como las mujeres que a partir de sus recuerdos de infancia decidieron bordar una arpillera de gran formato para homenajear a la historia y el patrimonio de la ciudad; o de las mujeres privadas de libertad que a partir de sus objetos queridos que guardaban con ellas al interior de la cárcel, construían sus propios patrimonios que las conectaba con sus familias y sus vidas en el exterior”.

Se espera que el libro sea un reconocimiento a los relatos de mujeres no siempre presentes en la historia con mayúscula, y permita aproximarse a nuevas formas de hacer educación en los museos, desde la vinculación con las comunidades y en espacios no convencionales.

La autora

Francisca Contreras Carvajal, autora del ejemplar ovallino, cuenta que la publicación se comenzó a gestar en marzo del 2020 y el proceso creativo y editorial duró cerca de nueve meses, periodo donde pudo acercarse al concepto de los imaginarios y la memoria colectiva, que considera relevante, sobretodo, en relación a la igualdad de género y el rol de las comunidades en sus cambios socio-políticos.

“Me llegó profundamente al corazón el escuchar las experiencias de las mujeres en la cárcel, comprender sus pasados y presentes, historias de vida marcadas por desigualdades que en la actualidad las vemos representada en la crisis que vivimos como país; y a las mujeres bordadoras, quienes me hicieron pensar en esas madres y abuelas tantas veces silenciadas por la historia tradicional escrita por hombres tradicionales, que imposibilitó por tanto tiempo que mujeres, infancias y personas de otros orígenes sociales estuvieran representadas en los libros y se reconociera su rol en la construcción de las sociedades. Eso, desde hace un tiempo hasta ahora, está cambiando”, comparte a modo de invitación a conocer estos procesos de trabajo mediador en patrimonio a través de esta publicación.

En ese sentido, la publicación es un aporte a la difusión del trabajo educativo que realizan estas unidades, donde las áreas de educación cumplen un rol importante en la vinculación con sus comunidades. Además, desplaza el concepto de museo clásico, a uno articulado a las necesidades de las personas, aportando en materia de inclusión, salud mental y construcción de identidades colectivas; visibilizando el rol de la infancia, las mujeres, la memoria y la historia.

La presentación del libro pueden verla en el siguiente video: