Cabro Leso y La Casetera: Periodismo musical en tiempos de Instagram

Para celebrar el primer aniversario de La Casetera, accedimos a esta hoja de ruta anual, contenida en las palabras de Cabro Leso, su creador.

La Casetera está cumpliendo su primer aniversario. En tan solo 365 días, han logrado generar unas más que respetable cantidad de movimiento en torno al quehacer musical independiente, no sólo desde la Región de Coquimbo, sino también desde otros puntos del globo. En medio de un pandémico 2020, han generado alianzas, producido instancias para que las bandas y solistas muestren su arte a diversas audiencias.

Indieproject conversó con Cabro Leso, gestor de este proyecto de pasión por el arte de otros, que en el camino ha cimentado un equipo y que a la fecha sigue sumando más seguidores.

  • Con un año de existencia, ¿Hay una línea editorial de La Casetera? ¿Se fraguó desde el día 1 o ha sido un proceso gradual su creación?

Actualmente si, nuestra línea editorial está enfocada en el arte, a ratos somos muy nerds con la terminología, pero también damos espacio para que los artistas expresen todo lo que quieran decir y de la forma que les parezca, buscamos darle la libertad que quizás en medios tradicionales no pueden tener, para que muestren su trabajo de la mejor forma posible. Pero ha sido gradual, ya que, partí este proyecto sin saber mucho como llevar una plataforma de difusión, al comienzo era todo muy serio, casi empaquetado, hoy nos hemos relajado más.

  • La Casetera ha tenido un crecimiento muy importante como identidad medial asociada a la música independiente local y nacional. ¿Qué crees que ha permitido este crecimiento?

La colaboración. Cuando partió este proyecto se hablaba mucho del ambiente negativo que había en la escena y malas experiencias a raíz del pensamiento de que los más jóvenes venían a quitarle el espacio a los consagrados. Costó mucho sacarnos ese pensamiento y costó más el poder trabajar para cambiar las cosas.

Hoy los más jóvenes ven referentes en músicos de más trayectoria y quienes llevan más años han encontrado la valoración que corresponde a todo su trabajo. Logramos crear un espacio donde todos caben y son escuchados.

¿Cuáles son los orígenes del proyecto? ¿Cuál fue el factor decisivo a la hora de querer “tirarse a la piscina” con un proyecto así?

El año pasado me acreditaron como prensa para el Festival Cop 25, donde los invitados principales eran Los Tres y Denise Rosenthal, también se presentaron Flamantës, Colectivo Rap Mistral y Franka Miranda, fue todo muy raro pues, yo llegaba con mi Handycam y les decía, “Hola, ¿te puedo hacer una entrevista?” y la respuesta era “¿a mí?” con cara de sorpresa, esa respuesta hasta ahora la sigo escuchando o leyendo.

 Llegado el momento de la presentación de Denise Rosenthal, llego su equipo y un guardia y grita “¡todos quienes tengan credencial de prensa fuera!”, nos sacaron, pregunté a una de las organizadoras que pasaba y me dice “la cosa fue la siguiente, si hay prensa, no hay show”, lo mismo pasó con Los Tres, dejaron medios más grandes, sacaron solo a los pequeños. Me sentí bastante decepcionado, pero luego revisé mi cámara y vi las entrevistas que me habían dado Flamantës y la Franka, ahí dije “ok, ellos tuvieron las ganas de apoyar mi trabajo, que es mostrar el de ellos”. Ahí reformulé por completo La Casetera, dejé de aspirar a ser un medio de artistas que ya tienen mucha vitrina, y que quizás solo colaboren cuando ellos lo necesiten y no al revés.

  • ¿Quiénes fueron los integrantes del primer equipo? ¿Siguen aún dentro de La Casetera?

El proyectó lo trabajé solo durante meses, luego se integró Sun Morales, a quien conocí en la calle vendiendo sus ilustraciones, le pregunté si la podía entrevistar, ella me dijo que conocía el proyecto, hubo lluvia de ideas y comenzamos a trabajar.

 En enero de este año se integró Max Morales, productor musical y beat maker, quien también me presentó a John Chau, quien es la persona más multifacética que he conocido. Trabajamos muy bien juntos, nos complementamos muy bien.

 Actualmente solo Sun continúa trabajando en el equipo, por distancia y horarios nos separamos, pero sabemos que en cualquier momento nos volveremos a juntar y será icónico jajaja

  • ¿Cuáles son los principales hitos que se han generado para La Casetera en este primer año?

La formación de un equipo de colaboradores que han ido aprendiendo en el camino y con gran parte de las bandas nuevas de La Serena que en cualquier momento pueden contar con La Casetera y sus herramientas de difusión, todo eso fue gracias a Yilber Contreras de Histeria Inc.

Acompañar en el camino a proyectos como el de Flamantës, Innefable, Planeta Azul, Jardines de Ti, Duerme & Cae! y Complemento Boreal

La asociación con Camila O. Gonzalez, la mente detrás de Cuarta Música y Simón Tapia de La Sicumbiera que dio paso a la creación de nuestro festival Conexión Emergente, el cual ha servido como una vitrina de artistas locales en lugares como México, Argentina y España. También la colaboración con Chango Rock para hacer llegar nuestros festivales a más lugares.

Ver lo que nuestro festival pudo lograr con artistas como Ratalia y Flor del Sur, que luego de presentarse ganaron muchos fans en esta región.

Y por último, la gran acogida de La Casetera en México, actualmente trabajamos con mas de diez bandas repartidas entre Mérida y el D.F.

  • ¿Porqué generar todo desde Instagram?

Porque no hay plata para una página web. Y porque genera interacciones más rápidas, los artistas nos dicen “oye me llegaron tantos seguidores” “me subieron las reproducciones después del review” hoy casi nadie descubre artistas nuevos o entra a ver fechas de lanzamientos en un sitio web.

 Hace una semana hicimos un Top 20, abrimos convocatoria solo por Instagram, salías de la app solo para votar, entraron canciones que fueron lanzadas hace años, entre artistas se comenzaron a escuchar y seguir. Quizás nos haga falta uno para las reviews y entrevistas, que son mas extensos.

  • Su medio es muy reconocido por una curatoría muy amplia y diversa de estilos musicales. Aún así, ¿hay algún estilo o estética musical o visual que nunca veremos en La Casetera, y porqué?

Si bien todos son bienvenidos, uno de los estilos que no vemos en La Casetera es la cumbia ranchera o tropical y los artistas que hacen música romántica a lo Romeo Santos. Han llegado artistas de ese estilo a promocionar a La Casetera y terminan viendo que la plataforma no les sirve, ya que además de llegar a un público que en su mayoría usa Facebook, su promoción funciona más en presentaciones en vivo, donde generan un enganche inmediato, sin intermediarios.

  • ¿Cuáles son los planes que tienen para un segundo año, y cuáles son los que vislumbran para un tiempo más prolongado?

Siempre le pregunto esto a los músicos y creo que ahora responderé lo mismo que ellos: no me gusta planear, pues todo puede pasar. Este proyecto crece y cambia siempre de forma muy rápida, tanto que he debido parar actividades un par de veces, siempre decimos “hemos creado un monstruo, no nos puede comer”. Comencé vendiendo cds de Dua Lipa y Taylor Swift, hoy no vendo nada, un día hacemos difusión y ahora somos un medio especializado, ese salto lo dimos en mutuo acuerdo con todo el equipo.

Para el otro año tenemos bastantes expectativas en Conexión Emergente y para largo plazo buscamos posicionarnos como un medio que ofrezca visibilidad y oportunidades a nuevos talentos, artistas o gente que guste del arte y busque ser un aporte, que quizás no hayan estudiado fotografía o periodismo, pero que tengan las ganas y el talento, pero más importante que estén dispuestos a aprender y equivocarse. No buscamos ser perfectos, buscamos ser reales.